Fondos indexados vs ETF ¿Qué es mejor?

¿ETFs o fondos indexados? Esta es una pregunta que te terminarás haciendo tarde o temprano si te estás iniciando en el mundo de la inversión indexada y la gestión pasiva.

Los fondos indexados y ETFs son la base de este tipo de inversiones a largo plazo. Se trata de herramientas de inversión superdiversificadas con los que incluso puedes comprar todo el mundo en un solo producto. Y todo ello con comisiones ridículas en comparación a otras alternativas como un fondo de inversión tradicional.

Pese a sus similitudes, se trata de productos diferentes. Para responder a la duda de qué es mejor, un fondo indexado o un ETF, hay que empezar por tener claro en qué consiste cada uno. ¡Vamos a verlo!


📈 Qué es y cómo funciona un fondo indexado

Un fondo indexado es un fondo de inversión a todos los efectos. Lo único que lo diferencia es su objetivo: replicar un índice bursátil. Por eso también se los conoce como fondos índice.

A diferencia de un fondo de gestión activa, los fondos indexados no llevan a cabo estrategias específicas para batir al mercado. Se conforman con replicarlo, con igualar su resultado. Así, un fondo indexado sobre el Ibex 35 estará compuesto por los mismos valores que el selectivo español y replicará su comportamiento.

Esto se traduce normalmente en comisiones mucho más bajas que un fondo al uso. Por lo demás, su funcionamiento general es exactamente el mismo que el de cualquier otro fondo. Esto quiere decir que al contratarlo, suscribirás una participación al valor de cierre de ese día y que al rescatarlo, se tomará como referencia el valor de esa participación también al final del día.


📊 Qué es y cómo funciona un ETF

Un ETF o fondo cotizado también es un fondo de inversión, sólo que funciona de forma muy diferente. A efectos prácticos, un ETF o Exchange Trade Fund es como una acción.

La operativa de un ETF es la misma que la de una acción, se pueden comprar y vender en tiempo real a través de cualquier bróker. Con un ETF no tendrás que esperar al cierre del día para comprar ni para vender. Todo se hace en el momento.

Como los fondos índice, un ETF también replica mercados enteros y puede incluso sectores concretos. En el mercado hay ETFs de réplica física, que compran directamente las acciones de los índices en los que invierte, y de réplica sintética, que no lo hacen.

📚 ¿Cansado de leer? Puedes ver las diferencias entre un ETF y un fondo indexado en este vídeo de mi canal de Youtube.


🔎 Diferencias entre un ETF y un fondo indexado

El diablo está en los detalles, suele decirse. Eso es lo que pasa con estos dos productos de inversión pasiva. Se pueden usar para el mismo fin y con resultados similares, aunque no idénticos.

Para que puedas elegir entre un fondo indexado y un ETF debes tener claras estas pequeñas diferencias. ¡Vamos a verlas!

1) Variedad y oferta

¿Hay más ETF o más fondos de inversión? En este punto no hay comparación posible. La oferta de ETFs prácticamente duplica la e fondos indexados.

Todos los fondos índice que puedas imaginar tienen su réplica en un ETF, pero no ocurre lo mismo al revés. No solo hay más ETFs en el mundo, también hay mucha más variedad.

Hay fondos cotizados para los principales índices bursátiles y también para materias primas, sectores concretos o áreas geográficas determinadas, por poner tres ejemplos. Esa oferta no la encontrarás en fondos indexados.

🥇ETF

🥈 Fondos Indexados

🙋‍♂️ Aunque ETF ganan la batalla de la oferta por goleada, para la mayoría es suficiente con tener tres o cuatro fondos o ETFs en cartera. En otras palabras, salvo que seas un fanático de la inversión, este punto no debería ser muy relevante para ti.

2) Accesibilidad

¿Es más fácil contratar un ETF o un fondo indexado? La mayoría de bróker y grandes bancos trabajan ya con una amplia variedad de ETF. Y es que, quienes no lo hacen corren el riesgo de perder competitividad.

Con los fondos indexados no ocurre lo mismo. Todavía siguen siendo más escasos y los que encontrarás en muchos grandes bancos pueden estar cargados de comisiones que no deberían estar ahí.

🥇ETF

🥈 Fondos Indexados

3) Flexibilidad y operativa

Puedes contratar un ETF en cualquier bróker y en cualquier momento porque funcionan como acciones. Tu orden de compra o de venta se ejecutará en el momento al precio que cotice en ese instante (más o menos).

Con un fondo indexados no ocurre lo mismo. Todo se cierra al final del día. Puedes contratar a las 12 del mediodía, que el precio de tu compra será el que marque el fondo al terminar la jornada. Lo mismo ocurre con los reembolsos. De hecho, pueden pasar incluso días hasta que se ejecuten las órdenes.

Cuando se trata de flexibilidad y rapidez para invertir, los ETF vuelven a ganar por goleada.

🥇ETF

🥈 Fondos Indexados

🎯 Como con la oferta, para la mayoría de personas esta inmediatez es importante, pero no crítica. Si piensas invertir a largo plazo, no debería preocuparte demasiado.

4) Inversión Mínima

¿Desde qué cantidades puedes contratar un fondo o un ETF? En general, el coste mínimo de invertir es el de una participación.

A partir de ahí, determinados fondos y ETF puede incluir una serie de mínimos de inversión inicial. Esto era muy habitual hace años para acceder a los mejores ETF, como los de Vanguard.

Hoy en día ya es posible contratar muchos ETF y fondos indexados sin estos mínimos de entrada, aunque no siempre en sus categorías más ventajosas, pero de eso ya hablaremos otro día.

🥇ETF

🥇 Fondos Indexados

5) Costes operativos

¿Cuánto cuesta comprar o vender un fondo indexado o un ETF? En otras palabras, cuál cobra más comisiones por operar con ellos.

Con un fondo indexado tendrás que abonar comisiones de suscripción y de reembolso cada vez que compres, vendas o traspases tu fondo índice.

Con los ETFs también pagarás por esos mismos movimientos, sólo que el nombre de las comisiones es diferente. Al funcionar como acciones, con los ETF pagarás coste de corretaje y comisiones de compra y de venta. Estas comisiones normalmente serán mayores que las de un fondo de indexado.

🥇Fondos Indexados

🥈 ETF

6) Comisiones por mantenimiento y gestión

Una de las ventajas de la inversión pasiva frente a al activa son las comisiones. Tanto con un ETF como con un fondo índice pagarás muchas menos comisiones que con un fondo de inversión de gestión activa.

Todo ese dinero que te ahorras tiene un enorme impacto en la rentabilidad que obtendrás a largo plazo. En el caso de los grandes fondos superventas de los grandes bancos, esa comisión se puede comer el 34% de tu rentabilidad en 20 años.

Las comisiones son uno de los pocos elementos de la inversión que realmente puedes controlar, porque pretender que controlas lo que pasa en el mercado ya sabes que no es posible. ¿Pagarás menos comisiones de gestión y mantenimiento con un ETF o con un fondo de inversión?

La respuesta es que con un ETF. De hecho, no hay color entre unos y otros. Las comisiones de un fondo índice son limitadas y las de un ETF, todavía más.

La mejor forma para verlo es usar el TER o Total Expense Ratio. Este indicador te dice el coste total de un producto financiero a lo largo de un año.

Este sería el coste aproximado para cada producto:

  • Fondos indexados: 0,25% – 0,35%
  • Fondos de gestión activa: 1,8% aproximadamente
  • ETFs: 0,05% – 0,2%

🥇ETF

🥈 Fondos Indexados

7) Fiscalidad

¿Cómo tributan los ETF y los fondos indexados? Como acciones y como fondos de inversión respectivamente.

A efectos fiscales esto se reduce a una única diferencia entre ETF y fondos índice: el diferimiento fiscal. Con un fondo indexado podrás retrasar el pago de impuestos, con un ETF no.

De forma muy resumida, con un ETF, cada vez que vendas el fondo cotizado porque quieres deshacer una posición o rebalancear tu cartera, tendrás que pagar impuestos en el IRPF (además de la comisión de compra-venta). Esto se traduce en que Hacienda se quedará con entre un 19% y un 26% del beneficio acumulado hasta ese momento con cada operación.

Con los fondos indexados no ocurre lo mismo porque son fondos de inversión. Ahora mismo los fondos índice gozan de una exención por reinversión. En otras palabras, no tendrás que pagar impuestos si traspasas el dinero de un fondo a otro.

Esto te permite rebalancear tu cartera de forma más simple y sin tener que pagar impuestos.

🥇Fondos Indexados

🥈 ETF

Aunque tú te olvides de los impuestos al invertir, ellos no se van a olvidar de ti. Además de tener que pagar en el IRPF cuando te toque, los impuestos también afectan a la rentabilidad de tu inversión a largo plazo. En este artículo de Business Insider puedes ver los datos concretos.

¿Quién gana esta guerra? ¿Fondos índice o ETFs? Esta tabla resumen cada una de las batallas:

Características
ETF
Fondos Indexados
Variedad y oferta
Accesibilidad
Flexibilidad y operativa
Inversión mínima
Costes operativos
Comisiones
Fiscalidad

¿Debes lanzarte entonces a contratar ETF? En absoluto. Todo depende de cuál sea tu estrategia de inversión. Sigue leyendo y lo entenderás mucho mejor.


🎯 ETFs o Fondos índice: Mi opinión

¿Es mejor invertir en fondos indexados o en ETFs? Lamento decirte que no hay una respuesta correcta, solo un enorme depende.

La clave para escoger entre fondos indexados y ETF está en tu estrategia de inversión y en tu operativa. La ventaja fiscal de los fondos indexados se neutraliza en cierta medida por las menores comisiones de gestión de los ETF.

Como norma general, opera con ETF si:

  • No te importa dedicar un poco más de tempo al rebalanceo de tu cartera (no podrás traspasar dinero, sólo ajustarlo todo con compras y ventas).
  • Sabes que quieres entrar en mercados concretos para añadir un toque diferente a tu cartera.

En caso contrario, los fondos indexados pueden ser más que suficiente para ti.

Empieza a invertir cuanto antes y multiplica tu dinero

Descarga la guía completa gratis
por tiempo limitado.